jueves, 31 de agosto de 2017

Los Novios de la Torre Eiffel

Una hilera de ocas


Las palabras dentro de la cabeza son distintas
de las palabras en la boca y
las palabras en la boca son distintas
de las palabras dentro de las orejas.

Las palabras dentro de la cabeza
Actúan en silencio,
son intocables y están intactas,
sin forma surgen y desaparecen.
Su reino no es del
todo la cabeza en la que
han aparecido.

Las palabras dentro de la boca
se hallan en vía hacia el sonido y la forma;
son como una caballería glotal en ataque
que por pataleo rebota en la cabeza.
Pero en el último momento
vuelven a distribuirse y
salen hacia fuera como ocas.

Las palabras dentro de las orejas son
un pico agradable -más bien vibración que sonido,
más bien el ritmo que significado
(o bien el ritmo y el significado se separan por un momento
para volver a conectarse de manera distinta.)
Su objetivo único es
fecundar las palabras en la cabeza
y meterlas en la boca.

Y así nace el pensamiento.
Y así nace el diálogo.
Y así nace el poema.

Taja Kramberger, No palabras, Editorial Gog y Magog, Buenos Aires, 2013
(Traducción: Bárbara Pregelj)


domingo, 27 de agosto de 2017

Mecánicas discursivas

88



el lápiz se desliza tranquilo
sobre la colina blanca
de la página
y va dejando rastros pálidos
como sonrisas
o atardeceres

quizás se trate de esto
solamente.

Celia Caturelli,  91 meditaciones. Editorial Huesos de Jibia, Buenos Aires, 2017.




viernes, 14 de julio de 2017

Sin título




Artista visual norteamericano

Las cosas...


Las cosas tienen peso, masa, volumen, tamaño, tiempo, forma, color, posición, textura, duración, densidad, olor, valor, consistencia, profundidad, contorno, temperatura, función, apariencia, precio, destino, edad, sentido. Las cosas no tienen paz

Arnaldo Antunes, Las cosas, Editorial Yaugurú, Uruguay, 2012


domingo, 9 de julio de 2017

Acalhuacán, lugar de los que tienen canoas


Artista visual mexicano

La soñadora


No hay nada como el sueño natural
donde si uno busca, encuentra.
Casas gigantes y parientes jóvenes.
Muertos que cuentan chistes.
Flores fragantes y el mar que siempre invita.
El aroma es potente
como la flor de la mandrágora.
Seguí soñando que tal vez sea pura verdad
la confusión.


Fernanda Castell, De la Migración, Editorial TSE - Trópico Sur Editor, Maldonado, Uruguay, 2014.


Ad Marginem


artista visual pampeano

Una vez


Una vez, como era tan temprano, caminamos
antes de ir a acostarnos y después de la cena
por dentro de una noche inmensa, cielo bajo
blanco de estrellas.

Caminamos por dentro del resplandor cercano
como dentro de música
dentro de un titilante silencio transparente
envueltos en canciones remotas y secretas.

Y aunque nadie cantaba
atravesando nieblas de ancha luz nocturna
caminábamos
sintiendo de algún modo como una voz, volando
sobre nuestras cabezas.

Y como no veíamos la tierra que pisábamos
todo se volvió cielo:
los ojos fueron cielo,
el corazón prendía y apagaba latidos
y así fuimos andando por adentro del cielo
juntos y silenciosos
envueltos en estrellas.

Circe Maia, La pesadora de perlas, Obra Poética, Conversaciones con María Teresa Andruetto, Editorial Viento de Fondo, Córdoba, 2013.

 

Dervishes



 Escultora británica

secretos

algo que es necesario pero no se conoce
y por ello parece imposible
algo que brilla según de dónde
y se oye como sedas en lo oscuro
y cruje como sedas apretadas o rotas
algo que es preciso tener pero no se posee
y es entonces considerado inútil
que crece cambia y cabe
pero desaparece
y ocupa sólo la mirada
dilatando el iris o el deseo

algo como una grieta seco y doloroso
de donde suave se reciba la música
algo que vuelve y gana y vuelve a perder
que se busca y siempre no se encuentra
y así resulta innombrable
algo que es necesario preciso tener
algo imposible inútil
que suena como sedas en lo oscuro
y cruje entre los ojos y respira


Liliana Lukin, Obra reunida, 1978-2008, Ediciones del Dock, Buenos Aires, 2009.

Hipótesis de lava


Galia Eibenschutz

una artista visual y bailarina mexicana